Historias

Perdiendo la vida de un ser querido a causa de un mensaje de texto

18 de julio del 2013

Hace tres años, Lisa Chapa perdió a su amada hermana, a causa de un choque por enviar mensajes de texto mientras conducía. Su hermana Anna Mendiola estaba distraída, como muchos de los conductores en los EE. UU. han estado en algún momento de sus vidas. Algunos accidentes automovilísticos causados por conductores distraídos por suerte terminan en accidentes pequeños, pero otros tienen un desenlace fatal. Desafortunadamente muchas víctimas no viven para contar sus historias. 

Anna, madre de dos hijos, era el alma de las fiestas. Su hermana la describe como amable y humilde. Siempre les dijo a sus amigos y familiares cuánto los amaba y ahora sus padres y su hermana – y la pequeña nieta que nunca conoció – viven con ese dolor. 

En septiembre del 2010, Anna regresaba a casa de un viaje a Laredo cuando se estrelló trágicamente contra la parte trasera de un camión de 18 ruedas que estaba detenido. Las autoridades luego determinaron que el chofer del camión estaba esperando que el semáforo cambiara a verde para dar vuelta cuando escuchó el fatal rugido.

Desafortunadas historias como las de Anna están teniendo espacios en los titulares de los diarios y están sucediendo con mucha frecuencia, haciendo que este hábito sea más y más inaceptable. De hecho los meses de verano entre el Memorial Day (Día de Conmemoración de los Caídos) y Labor Day (Día del Trabajo) son conocidos como los 100 días más mortales en las carreteras para los conductores adolescentes.1

Enviar mensajes de texto al conducir es peligroso. Un mensaje de texto terminó con la vida de Anna y dejó a una familia con el corazón totalmente roto. La valiente hermana de Anna quiere enviarle a la comunidad un mensaje claro: "no se pueden enviar mensajes de texto y conducir a la vez". Su mensaje es muy claro: ningún mensajito de texto es tan importante como para poner en riesgo la vida de uno mismo o la de otros.

Conducir y enviar textos está convirtiéndose en un problema aún más grande entre las comunidades con una alta penetración de teléfonos smartphones la cual incluye a los hispanos en los EE. UU. Los adultos jóvenes hispanos en los EE. UU no sólo poseen lo último en tecnología y dispositivos de acuerdo con reportes publicados recientemente, sino que también son muy activos en medios sociales y les encanta estar conectados con la familia y los amigos. 

A pesar de que Lisa enfrenta la triste realidad de ya no tener a su hermana, ella ha encontrado un lado positivo. Lisa ahora se ha convertido en una voz activa en el área de Rio Grande Valley, presionando a los legisladores para que sean creadas ordenanzas y leyes locales para prohibir el uso de mensajes de textos al conducir. También ha abordado a los legisladores en Texas en el Capitolio Estatal a favor de prohibir el uso de mensajes de texto mientras se conduce.

Recientemente le pedimos a Lisa que nos compartiera su historia personal en un esfuerzo para ayudar a salvar vidas y mostrar a otros los peligros de mandar mensajes de texto al conducir. Nunca le es fácil a Lisa recordar los eventos trágicos de aquella fatídica noche, pero le da un sentido de alivio contar la historia y enseñar a todos los conductores – ya sean conductores que se trasladen por su trabajo o adolescentes que comienzan a conducir – que mandar mensajes de texto y conducir es inaceptable.   

Observe cómo Lisa comparte su mensaje con la esperanza de enseñar a otros cerca de los peligros de mandar mensajes de texto y conducir. únase a ella y a más de 1.8 millones de personas que han tomado el compromiso de nunca textear y conducir a la vez en el sitio www.itcanwait.com.

1 De acuerdo con la Encuesta de conductores adolescentes de AT&T

- Puede ver más en: http://blogs.att.net/consumerblog/story/a7789122#sthash.bfUVoUvr.dpuf

No arriesgues tu vida y la de otros

  • Video
  • Video
  • Video
  • Video
Comparte tu historia
Colaboradores

Te invitamos a que compartas tus historias con nosotros y nos ayudes a correr la voz sobre los riesgos de textear y conducir a la vez (en inglés). Más detalles